Se acerca Septiembre y con ello, la esperada o temida vuelta al cole de los más pequeños del hogar.

A continuación exponemos algunos consejos para crear un ambiente de estudio adecuado en casa, cómo prevenir el estrés por los deberes, así como qué objetos pueden estar en el entorno o por el contrario, cuáles debemos evitar.

En primer lugar, para ayudar a tus hijos a que cumplan con sus responsabilidades académicas, es conveniente que les asignes un área de estudio en tu casa que sea utilizada exclusivamente para tales fines. Bien puede ser la habitación (previamente ordenada y recogida para evitar distracciones), la sala de estar (sin televisión, tablet, ordenador o teléfonos que puedan interferir en la sesión de aprendizaje), o cualquier rincón de la casa en la que los nenes se sientan a gusto. Esto ayudará a estimular su concentración.

Con respecto al espacio y el entorno, Elsie Torres te sugiere:

1  Área divertida. Para que tu hijo se sienta motivado a estudiar, debes proveerle un espacio de estudio con una decoración atractiva, apropiada y cómoda para su edad. Puedes colocar accesorios con colores primarios y sillas de diferentes colores. “Los padres pueden ser  creativos a la hora de decorar”, señala Torres.

2 Mesa redonda. Este tipo de  mueble es ideal para las tareas que los  niños más pequeños realizan, como cortar y pegar láminas y papel de construcción.  “Cuando ya son más grandes, se les puede colocar un escritorio, pues ya tienen ordenador”, indica la decoradora.

3 Vinilos con mensajes. Coloca mensajes motivacionales como “tú puedes” o “eres inteligente”. “ Ese mensaje puede estar escrito en una tipografía graciosa, alegre y apropiada para la edad del niño”, acota Torres.

4 Buena iluminación. Para que el niño pueda tener  visibilidad apropiada mientras estudia, la decoradora  recomienda una lámpara con luz fluorescente (blanca).

5 Maderas claras. Coloca muebles de maderas claras en vez de oscuras, pues las segundas se ven muy sobrias, según Torres. “El blanco combinado con colores brillantes es más atractivo para que el niño se motive”, asegura.

6 Evita los excesos. Un espacio demasiado colorido o repleto de objetos puede hacer que el niño  pierda la concentración. “Hay que tener cuidado con no sobrecargar el espacio para que el niño se pueda concentrar en el propósito del área, que es estudiar, para que desde chiquito cree sus hábitos de estudios”, concluye la decoradora.

 

Fuente: http://www.primerahora.com/estilos-de-vida/relaciones-sexo/nota/consejosparacrearunambientedeestudioparatushijos-679701/

 

Anuncios