Este concepto lo utilizamos para definir el conjunto de acciones que realizamos en las propiedades para darle un aspecto más llamativo y atractivo para los posibles clientes.

Su funcionalidad está clara: no es lo mismo publicar una vivienda en no muy buenas condiciones, vacía, que no transmita nada… a publicarla de forma creativa, ordenando las habitaciones antes de tomar las fotos, añadiendo herramientas decorativas como velas, cojines de colores, cubriendo los sofás, etc.

Por otro lado, podemos pensar que cómo vamos a mostrar una imagen distinta a la que realmente es, pues bien, sólo hacemos volar la imaginación, demostrar la posibilidad de convertir a esa vivienda vacía en un potencial atractivo, llamar la atención y despertar el interés.

Como ya sabemos, es muy importante aprovechar también los días con buena luz, que no haya que retocar forzosamente las imágenes.

 

Anuncios